martes, 17 de abril de 2012

Pliego de cargos al Rector de la UIS por vínculos con grupos armados ilegales


Jairo Camacho Pico, rector de la UIS.(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos a Jaime Alberto Camacho Pico, en su calidad de rector de la Universidad Industrial de Santander para la época de los hechos, por posible colaboración con grupos armados al margen de la Ley.

En foro de la UIS rechazan continuismo en la Rectoría
Para el Ministerio Público, el investigado puede estar incurso en falta disciplinaria al comprometerse a suministrar información a una persona que se identificó como miembro del grupo ilegal denominado “Águilas Negras”, a fin de elaborar una lista de docentes y estudiantes que iban a ser objeto de un denominado “plan pistola”.

La Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa indicó que esa conducta puede corresponder a la tipificada en el Código Penal como colaboración con grupos armados al margen de la Ley.

Así mismo, consideró que el Rector puede estar incurso en posible omisión en el cumplimiento de sus funciones al no haber denunciado la existencia de dicha conducta punible, dado el conocimiento que tenía de los hechos, la gravedad de los mismos y por involucrar posibles atentados contra la vida de esas personas.

La falta fue calificada provisionalmente como gravísima cometida a título de dolo, en virtud a que el servidor disciplinado pese a conocer sus deberes funcionales como máxima autoridad administrativa de la Universidad Industrial de Santander, guardó silencio ante el conocimiento de los actos delictivos que se iban a desarrollar contra estudiantes, docentes y funcionarios de esa institución, con lo que posiblemente desatendió sus deberes y obligaciones.

La llamada

El caso hace referencia a la grabación de una llamada telefónica entre el rector de la Universidad Industrial de Santander, Jaime Alberto Camacho Pico, y un supuesto paramilitar conocido como alias ‘Félix’.

Alias ‘Félix’ le pide presuntamente en la conversación al máximo dirigente del plantel una lista de estudiantes, profesores y personal administrativo que "no esté colaborando y que estén siguiendo pasos de izquierda" para proceder con el 'plan pistola' durante las vacaciones de mitad de año de 2007.

Camacho Pico aseguró en su momento que sí sostuvo la conversación con el paramilitar y que dio conocer la situación a las autoridades quienes investigan el caso.

En un comunicado enviado a la opinión pública Camacho aseguró: "la grabación fue premeditadamente manipulada para sacarla de contexto y con ello poner en entredicho la probidad del representante legal y primera autoridad ejecutiva de la institución".